“Busco psicólogo, que nadie lo sepa”, es un comentario muy común. Hace ya muchos años que la figura del psicólogo se ha dejado de asociar con la locura, ni siquiera con la patología de una mente enferma. Afortunadamente la psicología ha pasado a formar parte de una disciplina para favorecer el bienestar y mejorar la calidad de vida del ser humano.  Aún así, siguen acudiendo a mi consulta personas que me preguntan, ¿estoy loco?.

Hoy por hoy, muchas personas piensan, busco un psicólogo que nadie lo sepa,  la psicología ayuda a que el ser humano siga avanzando hacia un estado mental más fortalecido, disminuyendo los niveles de estrés y ansiedad, ayudando al enfrentamiento del miedo, fortaleciendo mentalmente a profesionales o dando apoyo en crisis vitales que están presentes a lo largo de la vida en todos y cada uno de nosotros.

Poco a poco hemos conseguido que la psicología mantenga el foco en la parte productiva del ser humano. Como la psicología positiva que centra su foco en el optimismo, la esperanza, la perseverancia o el valor.

En el deporte la psicología es clave, y se recurre a los psicólogos para potenciar el rendimiento y eliminar el miedo

Muchos deportistas, como Djokovic trabajan ya mano a mano con profesionales introduciéndose de lleno en el mundo de la psicología,  para reforzar su estrategia mental y controlar su juego interno, con resultados realmente fabulosos. Cada vez más se va extendiendo la idea de asociar la psicología a la mejora tanto personal como profesional. Y cada vez más profesionales acuden al psicólogo para conseguir sus objetivos con éxito.

El poder de nuestro cerebro en todos los ámbitos es fundamental,  dejo un video sobre el poder de la mente en el deporte de alto rendimiento.

Acudir al psicólogo me hace más débil

No, absolutamente no. Muchos de los pacientes nos repiten una y otra vez esta afirmación que es falsa.

Hay momentos específicos de la vida en los que se producen ciertas situaciones, que denominamos crisis vitales, y en las que el ser humano, como ser emocional, sufre cambios en su estado anímico. Estos cambios son normales y en muchos casos necesarios, como ante la pérdida de un ser querido, ante una enfermedad o simplemente frente a un cambio inminente o ya realizado, como un despido, o simplemente un cambio de puesto o de casa.

Ser sensible, en absoluto es sinónimo de “debilidad”

Hay que diferenciar entre ser débil o sensible, ante la pregunta de “busco un psicólogo”

El que una persona sea sensible, y piense, busco un psicólogo que nadie lo sepa,  no le convierte en débil. Ni mucho menos. Ser sensible es uno de los grandes tesoros de la humanidad, aunque muchos lo quieran identificar como signo de debilidad. De vez en cuando la tristeza ante situaciones como la pérdida o la sensación de fracaso (te recomiendo el artículo sobre el fracaso) es una emoción muy recomendable para resurgir de nuevo.

El ser humano por naturaleza posee una fortaleza física y mental extraordinaria,

y lo más importante es saber valorarla y entrenarla. Igual que se entrena un cuerpo fisicamente para fortalecer los músculos y llegar a un objetivo físico, también se entrena la mente para conseguir llegar a las metas con más seguridad y mayor control mental.

Conocer las estrategias más adecuadas para cada situación nos hace jugar con ventaja, favorece el bienestar y aumenta la calidad de vida del ser humano.

La vida es un cúmulo de emociones, que surgen en cada momento y es posible hacer que esas emociones no te incapaciten.  Aprender estrategias para enfrentarse a cada obstáculo que surge en la vida es fundamental.

En muchas ocasiones, demasiadas, me atrevo a decir, esperamos hasta estar destrozados para pedir ayuda, unas veces por miedo, otras por pereza y otras por no parecer débil. Pedir ayuda es un acto de valentía en estos casos, ya sea a un amigo, a un consejero o un profesional. Todo ser humano en un momento dado necesita de los demás y eso nos hace más humanos. No es signo de fracaso, sino de que estamos vivos.

Puedes mandarnos sugerencias de temas que te interese tratar, estaremos encantados de poder ayudarte.